Diferencias entre la micropigmentación y los tatuajes

Aunque parezcan similares, son muchas las diferencias que existen entre ambas técnicas. Para empezar la micropigmentación capilar se trata de medicina estética  para colorear partes del cuerpo que lo necesitan y corregir imperfecciones,  así como también cambiar el aspecto de algunas zonas o dar simetría a rasgos faciales, mediante la utilización de pigmentación. Es decir, es una especialidad estética empleada para socorrer a cualquier persona que no está contenta con el color o la apariencia de alguna parte de su cuerpo.

Por su parte, los tatuajes se hacen mediante la implantación tinta con  agujas en la piel para crear formas o dibujos para decorarla al gusto de quienes se los haga, expresar algún sentimiento o dejar plasmado algún recuerdo;  no tiene ningún tipo de carácter médico, solo estética.

Micropigmentación capilar vs tatuajes

Adicional a la causa que conlleva a realizarse cualquiera de los métodos (médicos o en el caso de la micropigmentación, y estéticos en los tatuajes),  existen más diferencias entre ellos.

La duración en la micropigmentación capilar no es definitiva, oscila entre uno a  cinco años, pues su efecto se va difuminando con el pasar del tiempo. Lo contrario a lo que ocurre con los tatuajes, ya que su durabilidad es para siempre, aunque disminuya la calidad de la tinta desmejore, esta es permanente y no se borran jamás, salvo casos en los que se someta a tratamiento de eliminación como el láser.

Otro punto en el que difieren, es la capa de la piel donde se inyecta la pigmentación, en el caso de la micropigmentación, esta se lleva a cabo en la zona más superficial de la piel (epidermis); mientras que los tatuajes se plasman en la más profunda (dermis). De esto se deriva la gran diferencia en cuanto a la duración. Además del tipo de tinta utilizado, que también es distinto según la técnica que se realice.

¿Existen algún tipo de semejanza entre ambas técnicas?

A pesar de que son técnicas totalmente distintas, en el único aspecto en que la micropigmentación y los tatuajes se asemejas es la forma de eliminación. En cualquiera de los dos, se necesita el mismo procedimiento para su borrado, y este es el láser. Debido a que es la única herramienta que logra separar las partículas de pigmento, dejándolas en el sistema linfático para que posteriormente el sistema inmune las elimine por completo, sin dejar ningún tipo de cicatriz.

Jan 25, 2017 - Posted by admin - No Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *